Padre e hija

Para qué quiero yo tanto dinero,
dijo la niña con mirada de pajaro
en la rama,
y se fueron a bailar
cogiditos de la mano
como si fueran libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario